No sé si lo viví o lo soñé

correfoc_1_web

correfoc_2_web

correfoc_3_web

correfoc_4_web

correfoc_5_web

 

El Baile de Diablos, o “Ball de Diables o de Dimonis“, es una tradición muy arraigada en la sociedad catalana, en especial en las localidades de la provincia de Tarragona. Desde esa zona, poco a poco, se fueron extendiendo por otras provincias del Levante donde tomaron el nombre de correfocs. Su origen, incierto y controvertido, está relacionado con las procesiones del Corpus, que se celebraban en la Edad Media y fueron transmitidas por generaciones a través de la transmisión oral. En estas pequeñas representaciones teatrales, se escenificaba la lucha entre el bien y el mal en un combate entre ángeles y demonios, alegoría de  ideas y sentimientos abstractos difíciles de explicar en aquel tiempo.

El “Ball de Diables” de Tarragona se celebra el día de Santa Tecla, patrona de la ciudad, dentro de sus fiestas que se celebran entre el 15 y 24 de septiembre. La entidad, orgullo de sus más de 150 socios, durante el 2013 festejó su 30º aniversario, tiempo durante el cual ha contribuido notablemente en la cultura de Tarragona.

Esta imagen pertenece a un pequeño reportaje que realicé del “Ball de Diables” de Tarragona, la noche del 13 de agosto del 2011, durante la Fiesta Mayor de La Canonja.
Aquella noche, y gracias a la invitación de Anna –una amiga de mi hermana Julieta que estaba de visita– pude disfrutar de este magnífico espectáculo. Fue tan mágica, tan onírica y bella la escena, que hasta el día de hoy no sé si lo viví o lo soñé.

Fiesta Mayor de La Canonja (Tarragona), 13 de agosto de 2011



Los comentarios están cerrados.